CÓRDOBA (Capital): Catedral de Córdoba

La Catedral de Córdoba se encuentra en el núcleo histórico de la ciudad, que coincide prácticamente con el centro geográfico de la misma
290 catedral 1
290 catedral 1

En el solar designado para Iglesia Mayor (plano de 1577) se empezó, en 1599, la construcción de la primera iglesia.  Su derrumbe, el 2 de octubre de 1677, causó la muerte del Párroco Dr. Adrián Cornejo, del sacristán Licenciado Juan de Cáceres y de algunos fieles.

La Catedral de Córdoba se encuentra en el núcleo histórico de la ciudad, que coincide prácticamente con el centro geográfico de la misma; en esquina de las calles Independencia y 27 de abril.

En su frente, no hay unidad de estilo, por haber intervenido distintos alarifes, pero debemos admitir que es un magnífico y grandioso monumento, único en nuestro país.

Para el Arq. Jaime Roca,  “el pórtico pertenece al renacimiento clásico.  Las torres y cúpula son de un acento puramente barroco, con elementos indígenas en la decoración,  mientras que los torreones de la cúpula le dan un carácter románico español.   En las torres y en la cúpulas se advierte el arte indoamericano”.

El cimborrio es obra de fray Vicente Muñoz o.f.m., natural de Sevilla (España), iniciado en 1754 y terminado cuatro años después.  Es barroco y todo un símbolo de la Córdoba cristiana y católica.  Su composición es muy rica.  Termina en la linterna, con un capulín bulboso y sobre el mismo, una aureola radiante que encierra un cáliz, todo coronado por la Cruz.

Las dos torres, concluidas en 1770, atribuidas a José Rodríguez, destacan los ángeles indígenas.  Entre ellas está emplazado el “Cristo Redentor”, traído de Francia y colocado en 1901.

Sobre las falsas ventanas frontales, las “veneradas”, símbolo de los peregrinos, algo rústicas y tal vez indígenas.  Detrás del frontón del pórtico, aparece el piñón de la nave, con su magnífica arquería calada

292 catedral 0291 catedral 2289 catedral 3