PADRE LIQUENO: Vikingos en las Sierras de Córdoba ¿¿Mito o verdad??

en el año 2021; un verdadero escándalo se generó entre las comunidades de historiadores de la Provincia de Córdoba

Traslasierra Redacción Enamorate de Córdoba Redacción Enamorate de Córdoba
014
Vikingos (M News Diario Digital)

Mientras investigamos los mitos urbanos existentes sobre la razón de la existencia de una escultura con forma de cara en las inmediaciones de la escuela Padre Liqueno en las Sierras de Córdoba nos topamos con una leyenda urbana mucho más polémica; la presencia de vikingos en las sierras de Córdoba muchos años antes de la llegada de Cristóbal Colón a nuestro continente.

En primer lugar debemos destacar que diferentes historiadores de nuestra Provincia le quitan veracidad a los dichos  cuando en el año 2021; un verdadero escándalo se generó  entre las comunidades de historiadores de la Provincia de Córdoba, luego que fuese colocado un cartel en una de las plazas la localidad  histórica de Villa Tulumba donde se asegura que el territorio cordobés había  sido poblado por vikingos. El cartel fue quitado ya que la situación había provocado malestar y muchos especialistas habían  coincidido en que resulta una afrenta a los estudios realizados durante cientos de años y en particular a los pueblos originarios.

021

“…Los descendientes de los Vikingos retomaron contactos con Europa estableciendo relaciones comerciales con la poderosa Orden de los Caballeros Templarios, quienes se beneficiaron con la introducción en Europa de enormes cantidades de plata provenientes de las minas del Cerro Rico (Potosí-Bolivia)»; se señalaba en una parte del cartel.

Una  de las versiones difundida de boca en boca sobre  la escultura de “La Cara” en la localidad de Padre Liqueno es que sería una muestra de la presencia de los Vikingos que venían desde América del norte en la Provincia de Córdoba.

Los antropólogos antiguos le atribuían rasgos de pueblos vikingos a los comechingones, pueblos originarios de la Provincia de Córdoba, ese nexo sea tal vez el que le atribuye un origen Vikingo a la obra de arte del cerro “La Cara” en la localidad de Padre Liqueno.

El nexo entre Vikingos y Comechingones es por uno  de los rasgos que citan  de diversos autores, es que los comechingones, racialmente, eran blancos, barbudos y de ojos verdes o azules. Su estatura era superior a la de los demás pueblos índigenas, además de que no eran lampiños, al tener vello en el cuerpo. Otra peculiaridad que señalan es que este grupo aborigen  argentino es el único registrado que trabajaba con hierro, mientras que las demás culturas no tenían los elementos para explotar este mineral.

Uno de los primeros españoles que anotó todas las características mencionadas fue Jerónimo Luis de Cabrera, fundador de la ciudad de Córdoba. El conquistador decía que los comechingones eran más blancos que los propios españoles, ya que al parecer, los antepasados de estos tenían los rasgos nórdicos, es decir, podrían ser descendientes de los propios vikingos. Otra distinción de este extraordinario pueblo, es que sus mujeres, según documentaron sus visitantes, eran incluso más pálidas que sus hombres, al estar al cuidado de su familia y de otras tareas más hogareñas.

Autores del reviosionismo histórico, sostienen que la principal explicación de la raza vikinga  que tenían los comechingones, era que sus descendientes nórdicos vinieron a América incluso mucho antes que Cristóbal Colón, donde se acentuaron en las zonas y se establecieron por generaciones. 

Corpulentos, con rasgos europeos, construían las casas semienterradas, como las que se construyen en las regiones más frías de Europa. O como las que dejaron los vikingos en la costa de Canadá, en Anse aux Meadows, cuando descubrieron América y se asentaron por un tiempo en aldeas, cerca del año 1000, quinientos años antes que Colón. 

019PADRE LIQUENO: Cerro “La Cara” … Un misterio, cinco versiones de su origen.

Además, practicaban el baño sauna, en cabañas donde se sometían a largos baños de vapor para purificarse según costumbres de los vikingos.

Un dato más que interesante, fue que en el Cerro Colorado , se encontraron muchas pictografías de hombres que tenían cabezas con cuernos y figuras de barcos, suponiéndose que las mismas narraban la llegada de los vikingos a América del Sur. Además, algo que no se explica y resaltan los autores citados, es la presencia de menhires que legó el pueblo comechingón, ya que la talla  de estas piedras pudo encontrarse en el Viejo Continente, por los pueblos vikingos que vivieron allí. 

Hay evidencias de que los vikingos llegaron a México, Brasil, Bolivia y Paraguay ya que sus barcos, sus drakkars, podían navegar en ríos de hasta un metro de profundidad. Como el Río Tercero, que se comunica con el Carcarañá, luego con el Paraná y por el Rio de la Plata finalmente sale al mar.

018PADRE LIQUENO: ¿¿¿ El Santo Grial en la Pampa de Achala????
031PADRE LIQUENO: La Vieja posta policial.
063LOS HORNILLOS: Caminata hasta la Piedra “Encajada”.

Te puede interesar
Lo más visto