CERRO COLORADO: ¿¿¿Vikingos en Cerro Colorado???? … ó Comechingones de ojos azules.

nos topamos con una leyenda urbana mucho más polémica; la presencia de vikingos en las sierras de Córdoba muchos años antes de la llegada de Cristóbal Colón a nuestro continente

Norte Redacción Enamorate de Córdoba Redacción Enamorate de Córdoba
014
Imagen: Vikingos (M News Diario Digital)

Mientras investigamos los mitos urbanos existentes sobre la razón de la existencia de una escultura con forma de cara en las inmediaciones de la escuela Padre Liqueno en las Sierras de Córdoba nos topamos con una leyenda urbana mucho más polémica; la presencia de vikingos en las sierras de Córdoba muchos años antes de la llegada de Cristóbal Colón a nuestro continente.

En el Cerro Colorado, 160 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba, estuvo uno de sus mayores asentamientos de pueblos originarios . Allí se ven pinturas en las rocas donde se distinguen guerreros con yelmos metálicos similares a los utilizados por los vikingos , escudos de cuero y muchos otros dibujos que crearon los únicos aborígenes argentinos que conocieron y trabajaron el hierro. Algunas de las pictografías que se han descubierto en el Cerro Colorado tienen grafismos con semejanzas a runas (lengua germánica usada en Escandinavia), y algunas formas a las drakkars (embarcaciones vikingas). Estos comechingones habrían llegado hasta el sur de Buenos Aires.

Misterio sobre leyenda, Cerro Colorado, la Ciudad Perdida de los aborígenes   Blancos en Argentina, con aspecto físico similar a los vikingos,  está todavía esperando a algún arqueólogo de mente abierta o de imaginación desbordada que resuelva este misterio increíble, que deberá develarse alguna vez.

En 1571 Jerónimo Luis de Cabrera, el fundador de Córdoba, llegó al norte de la provincia y los vio por primera vez, su sorpresa fue tremenda. Es que los aborígenes  que encontraron en la región al norte de la ciudad tenían menos aspecto de pueblos originarios  que él y que sus propios hombres, españoles de la más pura cepa.

Por eso, en sus escritos los describen como altos, con espesa barba, de cutis claro y con ojos verdes en algunos casos. Corpulentos, con rasgos europeos, construyeron las casas semienterradas, como las que se construyen en las regiones más frías de Europa. O como las que dejaron los vikingos en la costa de Canadá, en Anse aux Meadows, cuando descubrieron América y se asentaron por un tiempo en aldeas, cerca del año 1000, quinientos años antes que Colón.

014PADRE LIQUENO: Vikingos en las Sierras de Córdoba ¿¿Mito o verdad??

Además, practicaban el baño sauna, en cabañas donde se sometían a largos baños de vapor para purificarse. Los españoles los llamaron comechingones. Según el famoso arqueólogo, el coronel Aníbal Montes, suegro del más célebre de los antropólogos argentinos, Rex González, comechingones quería decir “pueblo de las sierras”.

Debemos  destacar que diferentes historiadores de nuestra Provincia le quitan veracidad a los dichos  cuando en el año 2021; un verdadero escándalo se generó  entre las comunidades de historiadores de la Provincia de Córdoba, luego que fuese colocado un cartel en una de las plazas la localidad  histórica de Villa Tulumba donde se asegura que el territorio cordobés había  sido poblado por vikingos. El cartel fue quitado ya que la situación había provocado malestar y muchos especialistas habían  coincidido en que resulta una afrenta a los estudios realizados durante cientos de años y en particular a los pueblos originarios. “…Los descendientes de los Vikingos retomaron contactos con Europa estableciendo relaciones comerciales con la poderosa Orden de los Caballeros Templarios, quienes se beneficiaron con la introducción en Europa de enormes cantidades de plata provenientes de las minas del Cerro Rico (Potosí-Bolivia)»; se señalaba en una parte del cartel.

Uno de los primeros españoles que anotó todas las características mencionadas fue Jerónimo Luis de Cabrera, fundador de la ciudad de Córdoba. El conquistador decía que los comechingones eran más blancos que los propios españoles, ya que al parecer, los antepasados de estos tenían los rasgos nórdicos, es decir, podrían ser descendientes de los propios vikingos. Otra distinción de este extraordinario pueblo, es que sus mujeres, según documentaron sus visitantes, eran incluso más pálidas que sus hombres, al estar al cuidado de su familia y de otras tareas más hogareñas.

Fuentes de Información: Diario Perfil, FM 88.9, La Nación

019PADRE LIQUENO: Cerro “La Cara” … Un misterio, cinco versiones de su origen.

Te puede interesar
Lo más visto