LOS GIGANTES: Trekking por el Valle de Los Lisos.

La actividad denominada Valles, miradores y quebradas es una de las más recomendables; Un viaje a lo distinto, un viaje al interior de una de las mejores Reservas naturales
119 los lisos treking
119 los lisos treking

Con el objetivo de preservar la  naturaleza y desarrollar actividades turísticas en la zona de Los Gigantes se crearon varias reservas privadas que invitan al contacto con la vida sana y fundamentalmente las actividades de trekking o excursionismo.

La Reserva Valle de Los Lisos es un paraíso para los amantes de la naturaleza y los animales del lugar. Lo primero que asombra al viajero que visita la Reserva, es su naturaleza intacta. Cajones formando ríos que se encajonan en su trayecto como tallados a mano, prados verdes que tapizan las montañas y valles. Expuesta a un tiempo cambiante, también debido a la altura, hace que se aconseje para las excursiones llevar ropa de abrigo y un calzado cómodo e impermeable.

La actividad denominada Valles, miradores y quebradas es una de las más recomendables;  Un viaje a lo distinto, un viaje al interior de una de las mejores Reservas naturales del planeta, la Reserva Valle de Los Lisos, enclavada en el macizo de Los Gigantes, sierras grandes de Córdoba. Es como viajar en el tiempo y a un paraíso que no pareciera real.  El punto de partida de la aventura es en una Casa de Campo de 1886, donde el desayuno y las conversaciones entre los viajeros es el preludio de un tour que se tornará memorable.

Una Reserva cuidada hasta el más mínimo detalle; ¡queremos y es nuestra intención que Tu estadía sea algo más que una excursión, debes venir a conocer, y este es el momento

Un recorrido de aproximadamente 16 kms. entre ida y vuelta, comenzando por la ladera este del Macizo. Un sendero entre cañadas y pajonales, nos llevan de paseos entre quebradas, laderas, viejas canteras, hasta la base del gran macizo. Paradas en vertientes para comenzar a “vivir, el salir de lo cotidiano”, como es abastecerse de agua pura. Ascenso entre grandes quebradas, la escenografía del paisaje comienza a estar a tono para el regocijo de la vista. También el percibir el aroma de la hierba y flora autóctona del lugar, escuchar los angostos arroyos que cursan junto a las sendas que nos llevan a los majestuosos valles, todos los sentidos se activan, la vivencia de una experiencia distinta es latente.

Ingresar a los Valles, es impactante, hasta emocionante, todo es real, hasta diríamos sacado de un cuento de hadas. Transitar por tapices verdes, paredones de roca de granito que se visten de colores, es parte de una escenografía natural, que ni la mano del hombre pudiera haber hecho mejor.  Como fotografías de los más preciados paisajes de los países nórdicos. Caminar y sentirse inmersos en una belleza interminable es indescriptible. Aquí no solo es realizar senderismo, también jugamos, nos divertimos y hasta sentimos adrenalina, para eso hay ríos encajonados, pasadizos, cascadas y hasta un río subterráneo, para que el venir y estar en un lugar que apasiona se complemente con muchas vivencias. Un regreso hasta la Casa de Campo, una merienda merecida y a conversar de todo lo vivido, que no será otra cosa que una experiencia que perdurará por mucho tiempo y no será fácil de olvidar.

Brindan un servicio con una atención personalizada, y siempre ajustándose a los más rigurosos estándares de calidad y seguridad hacen una impronta única que nos identifica.

118 valle-de-los-lisos

Te puede interesar