AMBOY: Vieja Capilla Jesuitica de Amboy.

Alrededor de 1620 se construye el primer oratorio de adobe y techo de paja para congregar a los habitantes de la zona
270  vieja capiulla de amboy
270 vieja capiulla de amboy

La fe católica llega a Amboy  aproximadamente en 1650 a través de una capilla construida por los Jesuitas; sobre los restos de aquella capilla se erige hoy la Iglesia San José.

Estas tierras fueron cedidas a la familia del fundador de Córdoba “Jerónimo Luis de Cabrera”; después de varios sueños pasaron a la orden de los Jesuitas como parte de la Estancia San Ignacio.

Alrededor de 1620 se construye el primer oratorio de adobe y techo de paja para congregar a los habitantes de la zona. Los restos del mismo aún se conservan como testimonio vívido de aquellos tiempos

La capilla marcó la fundación de la localidad, ya que el Sacerdote le otorgaba a los pobladores rurales parcelas en las inmediaciones de la misma para construyeran ranchos para habitar cuando había reuniones familiares o fiestas patronales. Muchas familias aún hoy habitan en terrenos cuya propiedad es del Obispado de Córdoba.

Los Jesuitas desarrollaron  un vasta actividad comercial, por medio de  la estancia de San Ignacio, uno de los tantos establecimientos de la orden en un amplio territorio que se extendía desde el Dique Los Molinos hasta las postrimerías del río Cuarto, con una anchura marcada por las dos sierras.

El centro neurálgico de esta organización estaba en el camino que une hoy Santa Rosa con San Ignacio, donde tenían las viviendas, hornos de cerámica, hornos de fundición de metal y varias quintas y montes frutales, todo concentrado alrededor de San Rosa y hacia el sur.

Allí cuentan que existió una de las primeras obras hidráulicas de la Argentina,  consistente en un canal que sacaba el agua del río Santa Rosa y proveía energía hidráulica a un molino harinero, tras lo cual el agua era restituida al mismo río.

 

Te puede interesar