ALTA GRACIA: El Reloj Público

En 1938 cuando la Ciudad de Alta Gracia celebraba sus 350 años se construye el reloj
269 reloj-01 alta gracia
269 reloj-01 alta gracia

En 1938 cuando la Ciudad de Alta Gracia celebraba sus 350 años se construye el reloj público; tras un concurso la obra fue asignada a los arquitectos Nereo Cima y Nélida Azpilicueta de Cima; ambos de la escuela de la línea arquitectónica de restauración Nacionalista.

La base representa las raíces indígenas de Paravachasca, nombre con que los comechingones denominaron a la región ; en el cuerpo del edificio se evoca al período hispánico mediante arcos, balcones y revestimiento rustico. En sus aristas se observan las esculturas del indio, el conquistador, el misionero y el gaucho.

La virgen de la Merced, patrona de la ciudad, ha sido colocada en una hornacina en el frente del monumento.

 La torre culmina con el reloj eléctrico con campana de bronce que suena cada hora y a cada media hora, cuyas cuatro esferas se orientan hacia los puntos cardinales.

Las obras se inician en enero de 1939 y finalizan en noviembre del mismo año. Por colecta popular, contribución municipal y del gobierno provincial, se adquiere el reloj eléctrico de 4 esferas, con campana de bronce, a sonería de 1 y 1/2 hora. La altura total del Reloj Público es de aproximadamente 24 metros.