TANINGA: Reserva forestal Chancaní.

Para acceder a la Reserva forestal Chancaní se debe tomar el camino de Los Túneles de Taninga y antes de acceder a los mismos tomar un camino de sierra hacia el sur

Norte Redacción Enamorate de Córdoba Redacción Enamorate de Córdoba
244 reserva chamcani 00
244 reserva chamcani 00

Para acceder a la Reserva forestal Chancaní se debe tomar el camino de Los Túneles de Taninga y antes de acceder a los mismos tomar un camino de sierra hacia el sur.

Limita al este con la sierra homónima a los 1100 metros sobre el nivel del mar; y al oeste con la llanura extra serrana a los 450 metros sobre el nivel del mar. El desnivel produce cambios en la vegetación y distribución de la fauna.

En sus primeros tiempos se denominaba al lugar Estancia los Pocitos, en 1967 la provincia expropia la propiedad y en 1985 la declara parque y reserva natural.

La Reserva Forestal Chancaní resguarda una muestra del  bosque serrano y bosque chaqueño occidental y de llanura, y actúa como importante refugio de especies desplazadas de sus ambientes por la degradación de su habitad natural.        

Entre los ejemplares que encontramos se destacan el algarrobo, quebracho blanco y quebracho colorado. También abundan piquillín, espinillos, tusca, mistol, jarilla, tamisqui, chañar y otros cientos de especies.

La fauna está compuesta por peludo en distintas variedades, quirquincho bola, chancho pecarí, comadrejas, zorrinos, gato montés, corzuela y puma, entre otros. La población de aves cuenta unas 200 especies; entre las que se destacan variedades de pájaro carpintero (real amarillo, carpintero negro, de copete colorado), caranchos, chimangos, jotes, águilas, aguiluchos, lechuzas, cardenales amarillos y colorados. También hay víboras como la cascabel chica, yarará común, coral musaraña y lampalagua.

Te puede interesar
Lo más visto
275 colimba

VILLA COLIMBA: Un lugar imperdible en medio de las sierras

Redacción Enamorate de Córdoba
Norte

es relacionado con el Servicio Militar Obligatorio de décadas anteriores en Argentina donde se decía que era para “Correr, limpiar y barrer” pero en realidad la pronunciación es con acento en la última A (Colimbá) que rememora el nombre del más conocido de los caciques comechingones