LA CRUZ : Visita a la Capilla Tegua (VIDEO)

Para visitar la Capilla Tegua partiendo desde La Cruz o cualquiera de las localidades del Valle de Calamuchita se debe tomar la autovía Cordoba- Río Cuarto

Para visitar la Capilla Tegua partiendo desde La Cruz o cualquiera de las localidades del Valle de Calamuchita se debe tomar la autovía Cordoba- Río Cuarto pasando  la localidad de Elena transitar hasta la rotonda de retome señalizada como Capilla Tegua, son sólo unos pocos kilómetros de la localidad; una vez ingresado al camino tierra , generalmente en buen estado salvo excepto después de lluvias intensas se transitan, son 12 kilómetros hay varias curvas y cruces de caminos pero en todos hay cartelería que indica el destino a la Capilla Tegua.

Fue construida en el año 1696 por el alférez Miguel Fernández Montiel, cumpliendo la última voluntad de su padre, devoto de la Virgen del Rosario. Se trata de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario de Tegua, que guarda en su interior más de 320 años de historia. Cuenta la leyenda que las marcas en la madera de sus puertas de algarrobo fueron causadas por las lanzas de los malones indios en su lucha por el territorio.

Quienes visiten este templo, entre las localidades de Elena y Alcira Gigena , se toparán con unas puertas de rejas de hierro, tras las cuales espera la construcción de arquitectura colonial. En su interior conserva un sencillo y hermoso altar dorado; en el centro se puede apreciar el camarín donde se encuentra  la Virgen del Rosario y, a los costados, los nichos que albergan las imágenes del Corazón de Jesús y a San José.

La capilla Nuestra Señora del Rosario de Tegua ancla su origen en el remoto año 1696. Pasaron desde entonces más de 300  años. Fue un importante centro de convocatoria religiosa y social hasta hace unos 100 años.

La construcción original de adobe se desmoronó y en 1746 fue en parte reconstruida. La modesta estructura constituye un fiel exponente de la arquitectura colonial. En la provincia hay muy pocos edificios en pie de esa antigüedad. Las gruesas paredes, tienen  muros de 90 centímetros

Guarda ricas historias de un pasado que habla de aborígenes, colonizadores, tradiciones, cultos y costumbres.

También fue testigo y guarda indicios de la lucha de malones de los pueblos originarios de estas tierras cuando ya habían sido tomadas en posesión por el "hombre blanco".

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar