Documento sin título
Gran Hotel Viena… Un misterio frente al mar
Declarado Patrimonio Histórico Municipal, el Gran Hotel Viena fue construido en la década del cuarenta. Su historia fue relacionada en muchas oportunidades con la Segunda Guerra Mundial y la post guerra. Su estructura impactante la convierte en una muestra de la arquitectura racionalista alemana y atrae las miradas curiosas de muchos turistas, estudiosos y científicos del mundo entero. La localidad de Miramar prácticamente surgió a partir de la construcción de un destacado hotel durante los años 40. Este hotel llamado “VIENA” fue construido por una familia alemana que dadas las propiedades curativas del agua y del barro de la Laguna, decidieron invertir en estas tierras. Este establecimiento fue uno de los más importantes de la provincia de Córdoba, y en él se alojaban las principales familias aristocráticas argentinas. Actualmente el Hotel Viena se encuentra en ruinas, tras haber sido gravemente afectado por las grandes inundaciones producidas por el aumento del nivel de la laguna Mar Chiquita. La inundación más trágica se produjo en el año 1977, que afectó a la localidad de Miramar y a otros poblados vecinos, produciendo la emigración masiva de familias, que perdieron sus viviendas y todos sus bienes. Con el paso del tiempo, la ciudad se fue recuperando y hoy se posiciona como el destino turístico más importante de la región de Ansenuza. Ya en los años ’30 llegó a la capital Melita Fleishesberger, nacida en Viena (Austria), quien se convertiría en esposa de Máximo, con quien tuvo dos hijos: Máximo Jr. e Ingrid. Luego de peregrinar por diversos centros de salud de Europa a causa del asma que sufría Melita y de la soriasis del pequeño Máximo, y ante el inminente estallido de la Segunda Guerra Mundial, en 1938 parten hacia Miramar, con el consejo de practicar curaciones con barro de la Laguna de Mar Chiquita. Melita y su hijo se alojan en la “Pensión Alemana”, cuya dueña es María Tremensberger. Tras dos semanas de estadía, regresan a Buenos Aires, donde notan mejorías en la salud de ambos. Por este motivo, al año siguiente vuelven a Miramar, donde Melita se asocia con Tremensberger para dar forma a la “Pensión Viena”, que tiempo después termina por ser adquirida en su totalidad por los Pahlke, quienes hacen demoler el antiguo edificio para comenzar ya en 1941 la construcción del GHV. Según destacan en esta historia, el capital invertido para esta monumental obra de 9.300 metros cuadrados, 74 habitaciones con 120 camas, en un predio de 5 hectáreas, fue íntegramente aportado por Máximo Pahlke, lo que echaría por tierra las versiones que apuntan a una financiación “nazi”. El hotel funcionó desde 1943 hasta 1947, a partir de lo cual cerró por un extenso período, aparentemente por desavenencias entre los responsables y el personal, una baja de la laguna, entre otros motivos. En 1963, Máximo Pahlke Jr. (quien había tomado a su cargo la gestión del Hotel) decide junto al por entonces cuidador Carlos Krüger la reapertura y en 1965 se crea la sociedad Wandorf y Cía. S.A. Cuidadores que siguieron a Krüger y a los cuales se acusa de haberse apropiado de numerosos elementos del GHV, y “la crecida de la laguna debido a lluvias extraordinarias de la corriente del niño 1978”, terminan por provocar el cierre definitivo.

Hoteles y cabañas en: MIRAMAR

ver más
Aparts y Cabañas LA ALDEA
+ Baño con hidromasajes
+ Habitaciones con vista al lago
tel: 03564 -15565797 03563-15400855
ver más
Cabañas ABU
+ Cabañas de madera
tel: 03563 493614 - 03563 15494686
ver más
Posada ANDALUHE
+ Baño con hidromasajes
+ Habitaciones con vista al lago
tel: 03563 15-40-1227

Enamorate de Córdoba - Todos los derechos reservados